La condena del Indolente

La condena del Indolente

El resplandor verdoso procedente de la espada de luz le cegó durante unos instantes. Aguantó la respiración mientras el filo de plasma le acariciaba el cuello y galvanizaba parte de su piel expuesta, pero no perdió la compostura mientras su antiguo maestro. El ídolo al que había colocado en un pedestal metafórico, se jactaba de su evidente y nefasta corrupción.

– Ah, la virtud. El emblema imaginario que nos plantó Jan hace siglos y que nos ha obligado a vagar por el universo sin rumbo. ¿Ves en mí a alguien virtuoso? – el hombre, ataviado con una túnica harapienta de color gris y con un aspecto desastroso, negó con la cabeza. – Te di una nueva oportunidad cuando los demás te la negaron. No me obligues a ejecutarte.

Las palabras del anciano resonaron por la cavernosa estancia en la que se encontraban. El joven le había perseguido por todo el cuadrante, hasta que pudo emboscarlo en una mina orbital. Las luces de servicio titilaban tenuemente, iluminando a duras penas la escena entre aquellos dos enemigos. A pesar de que creía no albergar dudas, el viejo tragó saliva en espera de una respuesta. Dichos momentos se diluyeron en sintonía con la tensión del ambiente, mientras los recuerdos inundaban su memoria.

Leer más “La condena del Indolente”