El futuro de Athkri

El futuro de Athkri

Cuando comencé a redactar los primeros párrafos de este sistema basado en Rápido y Fácil, tenía la necesidad de crear unas reglas genéricas que funcionasen para cualquier ambientación, para meter estadísticas y pruebas de habilidad en todas y cada una de mis creaciones roleras. Ahora, un año después de haber declarado su completitud, me encuentro con que Savage Worlds es todo lo que quería para Athkri, y más: una comunidad internacional, manuales de ambientación para casi cualquier historia que se nos ocurra y un sistema interesantísimo que usa todos los modelos básicos de dado.

No quiero asumir ni lloriquear porque sea mejor que Athkri y yo haya perdido el tiempo creándolo, ni por asomo. Estoy encantado con el resultado, y tengo un mogollón de reglas, clases, razas e ideas redactadas: sin embargo, lo que era un hobby está comenzando a convertirse en una obligación. Me tomé un descanso en mayo, aprovechando que tenía varios relatos preparados y una recopilación en PDF de los primeros suplementos de Athkri, pero siento que no ha sido suficiente.

Cuando empecé con este proyecto, mis inspiraciones roleras eran muy limitadas: D&D 4.0 y Mundo de Tinieblas, poco más, pero he ido ampliando poco a poco las miras en busca de una sabiduría más extensa. En realidad me encantan las mecánicas y establecer nuevas, pero no se me da muy bien plasmarlas, y eso es algo que quiero mejorar.

Sacar suplementos por sacarlos no es nada práctico, puesto que al final no tengo tiempo para probarlas con calma ni limar errores. Por lo tanto, y con objetivo de pulir las ideas y reglas que se me van ocurriendo, voy a tomarme un descanso indefinido de las publicaciones sobre Athkri.

También quiero darle un repaso al reglamento básico: Athkri 2.0 (de verdad) tiene muchas papeletas para ser una realidad, y quiero incorporar varias ideas obtenidas de Savage Worlds y otros manuales que he estado devorando. Así que esto no es una despedida definitiva, si no más bien un “hasta luego“. ¡Nos veremos de nuevo en la próxima publicación!


Imagen: Magic library anime girls stars

Podredumbre del Orgullo Ragabash

Podredumbre del orgullo II

El encierro de la banshee

Lee la primera parte de la historia.

Jack recordó cómo entró en Estados Unidos al mismo tiempo que cruzaba el umbral de la habitación donde se encontraba el cuerpo de Varick. Allí, en el claustrofóbico metro de los Ángeles, el cuerpo de su camarada yacía encerrado en una barrera espiritual. Al igual que su mente en sus primeras horas en Norteamérica.

Obligado a asumir su forma humana casi continuamente, Diente Pútrido adoptó el nombre de Jack Tanner para el gobierno estadounidense. Él y Varick se trasladaron a un barrio peligroso de los Ángeles, donde su compañero Parentela encontró trabajo de mecánico.

Jack, que nunca había aprendido a integrarse en la sociedad humana, pasaba sus días viviendo como un perro callejero, alimentándose de porquería y durmiendo a salvo en la casa de su colega. Varick desconocía si existían Garous que custodiasen las zonas, así que regresaba por las noches con miedo a que Jack hubiese sido asesinado por hombres lobo o algo peor.

Leer más “Podredumbre del orgullo II”

El examen final

El examen final

Terrana, 28 de abril de 2078. 17:21 de la tarde.

Un accidente espacial ocurrió en una de las pequeñas callejuelas de la ciudad, y el responsable fue un ex convicto de uno 40-50 años de edad que conducía su aeronave bajo las influencias del bio-alcohol y la meta-cocaína. El parte de la neopolicia explicaba los hechos y víctimas, 21 muertos y 13 heridos por explosión. Entre ellos la madre de Nor, un joven de unos 19 años de edad, estudiante de la Academia Militar Korng.

Norbert Nightmare, de 1,90m de altura, ojos verdes, pelo liso moreno y cuerpo robusto, quería ser miembro del ejército que defendía su planeta. Al enterarse de aquel percance y escuchar que su madre estaba herida grave, fue corriendo al Hospital Kleptor para ver qué le había pasado. Asustado corrió sin pararse ni un instante, y al llegar a la habitación, vio a su madre en la cama tirada sin un brazo y con media pierna. Llorando se acercó a ella, vio que estaba en coma y que no respondía.

El doctor le dijo que estaba muy grave y que costaría que siguiese viva: había que implantarle un brazo y una pierna de adamantio para que pudiese caminar. Nor aceptó las condiciones que le comentaron, pero coste de operación sería muy difícil de pagar. Nor convencido decidió aceptar y empezó a pensar de donde iba a sacar el dinero mientras regresaba a su casa, enfadado y triste; pensó millones de ideas pero ninguna era de utilidad.

Leer más “El examen final”

Cyberpunkalíptico

Cyberpunkalíptico

Cuando nos dicen “Cyberpunk”, automáticamente pensamos en neones, grandes edificios luminosos, hologramas publicitarios con geishas ofreciendo noodles… Sí. Todo eso está muy bien, ha calado hondo en nuestro subconsciente.

También pensamos en crestas de colores fluor, chupas de cuero con parches y luces LED, brazos cromados,  motos con ruedas brillantes que dejan rastro como en Tron…

Cuándo nos dicen postcataclismo, bueno…igual…no pensamos en nada de primeras , no. Pero ¿Si nos dicen Mad Max? Ah amigo, ahí pensamos en el desierto, polvo, tipos con crestas de colores, chupas de cuero y cadenas, motos de cross a toda pastilla, booguis, el brazo ortopédico de Furiosa…

Un momento, ¿por qué pienso en prácticamente lo mismo? Sólo cambio los rascacielos por un secarral. ¿Habré estado errado todo éste tiempo? ¿Podría ser lo mismo y me lo han vendido como dos cosas diferentes?

Leer más “Cyberpunkalíptico”

Resquicios de guerra Ocaso Sideral

Resquicios de guerra

Este relato va a acompañado de una reedición de Protocolo de cuarentena. Hemos actualizado el enlace en la entrada original, pero también vamos a añadir el siguiente botón para que se pueda descargar desde aquí. Esperamos que os guste esta nueva versión y la historia de Kalu, una de las PNJs que aparecen en la aventura.

El estruendo de los cazas bombarderos que arrasaban la ciudad ensordeció a Kalu, una muchacha recolectora que se había escondido en el sótano de la familia Leram. La estancia había acumulado demasiada porquería durante los años de buena cosecha: cómodas de madera auténtica, sábanas de tela sideral, candelabros de metal estelar, pero no había por ningún lugar un arma. Kalu sabía lo que iba a suceder: los soldados imperiales iban a saquear todos los hogares que quedasen en pie y se iban a repartir a las chiquillas que hubiesen sobrevivido a la lluvia de infierno. Ella no lo iba a permitirlo, pero no era más que una recolectora del estrato más pobre de su sociedad.

Leer más “Resquicios de guerra”