A salvo

A salvo

La familia Washington era una de las últimas ramas de Parentela de las Furias Negras que se encontraban en Estados Unidos. Habiendo perdido a la mayoría de Garous en trifulcas de poder, el seno familiar se encontraba en una situación complicada, pues no tenía quiénes le protegiesen. Los espíritus habían augurado una transformación reciente, dirigida a la más pequeña. La joven Mireia había demostrado ser una estudiante muy buena, lo que le permitió elegir una universidad famosa para realizar sus estudios de medicina. Ajena a su naturaleza cambiante, Mireia llegó a la universidad en septiembre de 2003, con una sonrisa de alegría y aguardando un futuro prometedor.

Leer más “A salvo”

En busca del equilibrio

Shadaleen: En busca del equilibrio

Con los Kultstein fuera de juego, los habitantes de Shadaleen continuaron con sus vidas. Los tejemanejes de la corte, sin embargo, comenzaron a complicarse más y más. Ciertos miembros de las Siete Familias tenían miedo de correr el mismo sino que sus hermanos caídos, y otros estaban de acuerdo en los motivos que llevaron a la rebelión. Con el fin de calmar las aguas, Ammiras Shadelgast propuso un matrimonio concertado entre su hijo Eleazer Shadelgast el Impropio y la hija de Barnabas Dórilon, la poco agraciada Aurinda Dórilon, uniendo así sus dos familias en una sola y simbolizando la unidad de la Corona de Shadaleen. El reinado de Ammiras fue uno de los más cortos, pero jamás dejó de controlar los sucesos del reino después de su abdicación.

Leer más “Shadaleen: En busca del equilibrio”
La caída de Kaj I

La caída de Kaj: primera parte

Dejamos atrás del Templo de Kaj y no había ni un solo día en el que me arrepintiese de haberles dejado volver a entrar a por la estatuilla. Sí, volvíamos a cargar con la estatuilla de Kaj. Éramos como una panda de idiotas que vagan con los ojos vendados por un sendero al borde de un acantilado.

Desde que salimos del templo pudimos comprobar que el poder que encerraba la piedra estaba latente. Por los aledaños encontramos adoradores de Kaj, como los últimos habitantes de Criabul. También fuimos atacados por alguna que otra horda de orcos. Quizá todos fueron atraídos por estatuilla, o quizá no, pero desde que portábamos  el mal con nosotros ya nada me parecía casual.

Leer más “La caída de Kaj: primera parte”