El examen final

El examen final

Terrana, 28 de abril de 2078. 17:21 de la tarde.

Un accidente espacial ocurrió en una de las pequeñas callejuelas de la ciudad, y el responsable fue un ex convicto de uno 40-50 años de edad que conducía su aeronave bajo las influencias del bio-alcohol y la meta-cocaína. El parte de la neopolicia explicaba los hechos y víctimas, 21 muertos y 13 heridos por explosión. Entre ellos la madre de Nor, un joven de unos 19 años de edad, estudiante de la Academia Militar Korng.

Norbert Nightmare, de 1,90m de altura, ojos verdes, pelo liso moreno y cuerpo robusto, quería ser miembro del ejército que defendía su planeta. Al enterarse de aquel percance y escuchar que su madre estaba herida grave, fue corriendo al Hospital Kleptor para ver qué le había pasado. Asustado corrió sin pararse ni un instante, y al llegar a la habitación, vio a su madre en la cama tirada sin un brazo y con media pierna. Llorando se acercó a ella, vio que estaba en coma y que no respondía.

El doctor le dijo que estaba muy grave y que costaría que siguiese viva: había que implantarle un brazo y una pierna de adamantio para que pudiese caminar. Nor aceptó las condiciones que le comentaron, pero coste de operación sería muy difícil de pagar. Nor convencido decidió aceptar y empezó a pensar de donde iba a sacar el dinero mientras regresaba a su casa, enfadado y triste; pensó millones de ideas pero ninguna era de utilidad.

Leer más “El examen final”

Resquicios de guerra Ocaso Sideral

Resquicios de guerra

Este relato va a acompañado de una reedición de Protocolo de cuarentena. Hemos actualizado el enlace en la entrada original, pero también vamos a añadir el siguiente botón para que se pueda descargar desde aquí. Esperamos que os guste esta nueva versión y la historia de Kalu, una de las PNJs que aparecen en la aventura.

El estruendo de los cazas bombarderos que arrasaban la ciudad ensordeció a Kalu, una muchacha recolectora que se había escondido en el sótano de la familia Leram. La estancia había acumulado demasiada porquería durante los años de buena cosecha: cómodas de madera auténtica, sábanas de tela sideral, candelabros de metal estelar, pero no había por ningún lugar un arma. Kalu sabía lo que iba a suceder: los soldados imperiales iban a saquear todos los hogares que quedasen en pie y se iban a repartir a las chiquillas que hubiesen sobrevivido a la lluvia de infierno. Ella no lo iba a permitirlo, pero no era más que una recolectora del estrato más pobre de su sociedad.

Leer más “Resquicios de guerra”

Skörn Norvvind

Skörn Norvvind

Nacimiento

Cuando ya nada te importa, el ego es lo que te queda.

Hinchados de orgullo y aterrorizando a las poblaciones cercanas por tierra y mar, la tribu Hielordisco sobrevivía del saqueo en la costa más helada de la Cordillera de la Ventisca. El pueblo se había levantado en las ruinas de un templo de Bajzurm bajo el mando de un exiliado malasthino llamado Travis Engalei. Un mestizo de gigante y humano, de cuerpo enorme y gran sentido del honor, fue traicionado por su nación al negar su sueño: crear un hogar para su gente. Se alejó de su grupo de aliados hacia el norte, hasta que llegó a las fronteras marítimas de la Cordillera de la Ventisca y allí, entre vientos gélidos y nieve, levantó su añorado Hielordisco.

En el pueblo se juntaban varias culturas barbáricas, traídas a la región entre semiorcos, mestizos y humanos. Algunas se unían por interés, otras por necesidad y la gran mayoría a la fuerza. Travis gobernaba sobre su creciente pueblo salvaje, atormentando a las poblaciones pacíficas más al sur y a los simpatizantes con la corona de Shadaleen.

Leer más “Skörn Norvvind”

Prisionero del pasado

Prisionero del pasado

Cada vez que daba un paso hacia delante, se tropezaba con fragmentos entrópicos de acciones pasadas. Sentía como su existencia reverberaba a través de las hebras de la realidad con el único objetivo de hacerle la puñeta. La gota que colmó el vaso fue cuando se encontró atrapado entre cuatro paredes metafóricas obra de la desidia de su yo anterior. Por mucho que maldijese a diestro y siniestro, su voz era ahogada por recuerdos difuminados sobre el lienzo planar que era su vida: la situación era tan justa como el propio ser, tan sólida como un ladrillo de arcilla templada, y por mucho que se quejase, estaba en un momento o línea temporal equivocado.

Leer más “Prisionero del pasado”

Eres el adecuado

Eres el adecuado

Ha sido un día terrible: toda la ciudad ha estado conmocionada porque han aparecido dos cuerpos calcinados en el Parque de Luis Fernando IV. De nuevo esos puñeteros Aumentados, mascullas. El ratio de muertes en Alcantarilla no había aumentado tanto desde el desmadre de los Tolarios, pero incluso esos idiotas intentaban matarse en los suburbios. Tiras el periódico con la siniestra noticia sobre la mesa y te acomodas en el sofá.

Suspiras y enchufas el reproductor de DVD que adquiriste en oferta en el GunkyFour e insertas el disco que te dio ese individuo tan raro. Sus facciones estaban ocultas por la oscuridad, pero sus palabras te han calado. “Ve e informa. Eres el adecuado”.

No tiene menú de inicio ni opciones, directamente empieza como si fuese una cinta de VHS. ¿Qué no sabes lo que es eso? Deja, deja. Es un documental, auspiciado por la cadena de televisión Sierra 41, un canal privado de noticias serias. La voz que inaugura el contenido es de una mujer que carece de entrenamiento narrativo, trabándose en las frases o repitiendo palabras. El montaje parece amateur sin duda.

Leer más “Eres el adecuado”