Athkri: El amor no sabe de razas

Athkri: El amor no sabe de razas

Sistema Athkri

Las fábulas de antaño y en menor medida, el resto de fantasías literarias nos hacen creer que el conflicto entre naciones es el motor necesario para contar cualquier historia. Pero entre bastidores ocurre algo más, algo que requiere a dos almas necesitadas de compañía y comprensión: refugiados de guerra, exiliados políticos y príncipes intentando encontrarse a sí mismos en otros territorios son caldo de cultivo para que el roce haga el cariño y vengan al mundo mestizos de todos los colores y sabores.

Diversas mitologías nos presentan a los semidioses, el fruto de una relación entre un dios y un mortal; su condición les lleva a protagonizar diversas aventuras en las que se levantan como héroes ante sus iguales o son condenados por la sangre divina que llevan en sus venas. Por parte de los juegos de rol, los mestizos han estado presentes como una opción racial aparte, diferenciada de sus progenitoras y haciendo hincapié en que, aunque sus dos padres sean de distintas especies, el resultado hace una raza distinta, que obtiene lo mejor y peor de ambas partes. Los semielfos y los semiorcos son arquetipos comunes, pero podemos encontrar híbridos entre enanos y humanos, o los hijos de gigantes y mortales, más cerca de la divinidad que de la gente común.

Las relaciones interraciales dan lugar a situaciones interesantes, en las que se pone en juego los prejuicios o el rechazo social. ¿Cómo aceptarán los trabajadores de la fábrica que el jefe se haya casado con una orca? ¿Le parecerá bien al monarca élfico que su hijo esté tonteando con un poblado de medianos libertinos? El nuevo jefe de BlackFalcon Inc es un corpulento semigigante, que se ha ganado su posición a base de demostrar sus conocimientos financieros y superar a rivales mucho más privilegiados que él. ¿Cómo le irá la vida ahora?

Aunque el término “raza” no sea adecuado a la hora de describir las opciones de estos juegos, vamos a emplearlo porque es un concepto tan arraigado que cambiarlo a estas horas va a traer más quebraderos de cabeza que soluciones.

El amor no sabe de razas es el suplemento escogido mediante la encuesta del mes de julio 2018, ganando la opción “Una nueva Raza” y, en la segunda encuesta “Reglas para Mestizos“. Esperamos que sean del agrado de nuestros lectores y que aparezcan muchos gnomorcos, elfanos, humedianos y trolfos.


Imagen: Retrato Personas Oscuridad en Pixabay

Maurick Starkvind

Aprendiz de escritor desde siempre, rolero empedernido desde los trece y nintendero desde los cinco. Empecé en esto de la creatividad porque no había dinero para los salones recreativos.

TwitterFacebookPinterestGoogle PlusReddit

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.