La Jonanda

La Jonanda

El ambiente de aquel bar oscuro y olvidado de Utah estaba bastante cargado, con el sonido cascado de unos viejos altavoces resoplando temas de Elvis y el aroma de cerveza y humo de tabaco flotando por el lugar. Las cuatro de la mañana repiqueteaban en el práctico reloj de muñeca de John Sunderland, recordándole que ya era hora de sentir cansancio. El Morador del Cristal no quiso dejarse caer por el sueño y continuó hablando con su acompañante: un hombre asiático de inglés atascado y ojos de rata.

Leer más “La Jonanda”

Galletas de Vainilla

Galletas de vainilla

La nevera común estaba vacía, otra vez. Rufus Sentinel se mordió el labio inferior y pegó una patada a la máquina, haciendo un pequeño abollón a la altura de la rendija. Soltó un improperio y se dirigió a su despacho, situado al fondo de la base subterránea del Viento de Acero. Allí, se desplomó de mala gana sobre la silla y comenzó a revisar su trabajo diario. La Justicia Metálica había empezado a moverse internacionalmente y faltaba poco para que decidiesen visitar Europa en serio.

Leer más “Galletas de vainilla”

Precio de la servidumbre

El precio de la servidumbre

Aún era verano cuando llegaron a Venecia. Laura Wong sonrió al ver la ciudad de los canales, mientras caminaba tres pasos detrás de su Cuidador. Aunque su vida había sido corta y agotadora, Laura estaba orgullosa de pertenecer al Proyecto Ícaro y cumplir los encargos que su clan le enviaba. Aunque en realidad ella lo hacía para encontrar unas palabras de agradecimiento o una sonrisa de satisfacción. La aceptación de Bartholomew Connery, su viejo cuidador Garou era lo más importante de su vida. Una vida que consistía en rozar la perfección de lo físico y asesinar a quien Bartholomew señalase. Y eso le hacía feliz, sin pensar en el precio de la servidumbre.

Leer más “El precio de la servidumbre”

Origen de un pánico

Origen de un pánico

La recién llegada no parecía asustada. Había asumido con tranquilidad su naturaleza Garou y sus nuevos dones llamaban mucho su atención. Mauricio frunció el ceño, mientras el alemán Karlos Kabarga terminaba su charla de Gallliard; éste hizo un gesto a Mauricio para que trajese los elementos del ritual. El Philodox obedeció de mala gana, colocando las hierbas y los frascos encima de la mesa. La chica miró al Galliard mientras éste mezclaba unas plantas que olían a almizcle con un mortero de madera oscura.

– Ahora, esparciré este ungüento sobre tu frente y la mía. Los espíritus que viven en las plantas te ayudarán a saber quién eres. Yo también veré tu verdadera naturaleza. – esto es lo que debería haber dicho Karlos, según el punto de vista de Mauricio. Lo que en realidad dijo fue lo siguiente. – Ven aquí. – sin explicar nada, manchó la frente de la chica sin ningún cuidado y luego hizo lo mismo consigo. – Ya está.

Leer más “Origen de un pánico”

Las Aves de Gracia

Las Aves de Gracia

Era una mañana de primavera soleada, con el cielo moteado con unas pocas nubes. Los rayos de luz iluminaban el campo de girasoles, empapados en el rocío matinal. Stephanie Leveque era una Garou tranquila, nacida bajo la Media Luna y líder de la manada las Aves de Gracia; ella cuidaba las parcelas de sembrado del clan Arce Verde en su tiempo libre. Como Furia Negra, se consideraba independiente y prefería realizar el trabajo físico ella misma. Los dos Parentela se quedaron sentados encima de un montón de paja mientras Stephanie araba el campo arrastrando la pesada estructura de madera; los chicos ya estaban acostumbrados a ver la forma Glabro de la Furia Negra, con el ceño fruncido y gruñendo por el peso. Al caer el sol, todo el terreno estaba preparado para plantar cualquier cosa que fuese necesaria para el clan. Stephanie se dio un largo baño con el más maduro de los chicos, dándose placer con el miembro erecto de éste.

Leer más “Las Aves de Gracia”