Stala Saymang

Stala Saymang

Orígenes

En sus últimos días, la República de Benarja se había convertido en un país lleno de hambre, miseria y muerte. Sus habitantes habían empezado un éxodo hacia los reinos humanos más cercanos. Malasthar era uno de ellos y como su vecina Artrexa, ofreció hospitalidad a aquellos que habían perdido su hogar en la caída de Benarja. Stala no recordaba mucho de su infancia, pero su abuela relataba historias de la grandeza de la República antes de que hombres malos la llevasen a la ruina. Su país fue una de las cunas del conocimiento arcano en la tierra de Esseria y sus rituales fueron adaptados por el resto de arcanistas del continente. Sin embargo, los niños de la aldea donde vivía Stala se encargaron de demostrar a la joven que los cuentos de su abuela eran mentira.

Leer más “Stala Saymang”

Lorain Verris

Lorain Verris

Orígenes

Nació en el seno de una acaudalada familia malasthina. La primogénita de un poderoso terrateniente fiel a la Dinastía Coureille, su llegada al mundo supuso un duro golpe para el cabeza de familia, que esperaba con ilusión un heredero. Los primeros años como la única descendiente de los Verris fueron extremadamente duros para ella, pues su madre estaba demasiado ocupada en sus visitas a oráculos, charlatanes y sacerdotisas y su padre ni siquiera le dirigía la palabra. Una de los sirvientes de la casa se encargó de ser la figura que necesitaba para aprender. Para Lorain, la vieja Nyray fue su madre, su profesora y su amiga, y la que le motivó lo suficiente para querer unirse al clero de Xelastris. Cuando cumplió los diez inviernos, Lorain decidió marcharse de su hogar en dirección a la Catedral de Varlyna, el templo más importante del Reino de Malasthar, situado en la capital del mismo nombre. Sus progenitores no presentaron ninguna queja al viaje de su hija; Lorain nunca llegó a saber si era porque su vida no les importaba o porque su madre esperaba un segundo bebé.

Leer más “Lorain Verris”

Pascal Porach

Pascal Porach

Orígenes

Pasó su infancia como un pequeño delincuente que no podía mantenerse en un pueblo más de un cuarto de temporada sin que lo quisiesen linchar. A la edad de diez años, fue acogido por los miembros de la Abadía Porach, una humilde organización religiosa que operaba en el Bosque de Xalanth, al norte del Reino de Malasthar. Gracias a las duras reprimendas del abad, Pascal experimentó un cambio a lo largo de su adolescencia que le llevó a seguir las enseñanzas de Xelastris, el Rey de las Nubes y del Sol, y a dejar atrás su pasado como criminal infantil. El día de su decimoséptimo cumpleaños emprendió un viaje hacia la capital de Malasthar, armado con una modesta espada ancha que le habían regalado los sacerdotes de la Abadía y las enseñanzas de su deidad escritas en un viejo y polvoriento tomo. Pascal quería unirse a la Orden Bendita de Xelastris, un movimiento religioso que había viajado desde las tierras del sur de Esseria y que trabajaba con la corona de Malasthar para defender el dominio malasthino, expandir la palabra de su dios y luchar contra la expansión del Imperio de Artrexa.

Leer más “Pascal Porach”