La Orden de Arcanistas

Shadaleen: La Orden de Arcanistas

Como resultado de los Pactos de Saewig, una cantidad considerable de arcanistas élficos empezaron a visitar las distintas ciudades del reino. Estos visitantes utilizaban sus dones para ganarse la vida, pero otros aprovechaban la tregua para chantajear a tenderos, evadir impuestos o cometer delitos impunemente. Estos crímenes se fueron volviendo cada vez más comunes hasta que los ciudadanos humanos amenazaron con dar muerte a cada elfo que viesen. Para paliar esta ola delictiva, uno de los magos más habilidosos de la época, el archimago Vagryen Shadelgast, primo tercero de Saewig el iluminado, propuso al rey Eleazer fundar un gremio especializado en las artes arcanas y hacer de cada individuo tocado por la magia una herramienta para la defensa del reino.

Leer más «Shadaleen: La Orden de Arcanistas»
En busca del equilibrio

Shadaleen: En busca del equilibrio

Con los Kultstein fuera de juego, los habitantes de Shadaleen continuaron con sus vidas. Los tejemanejes de la corte, sin embargo, comenzaron a complicarse más y más. Ciertos miembros de las Siete Familias tenían miedo de correr el mismo sino que sus hermanos caídos, y otros estaban de acuerdo en los motivos que llevaron a la rebelión. Con el fin de calmar las aguas, Ammiras Shadelgast propuso un matrimonio concertado entre su hijo Eleazer Shadelgast el Impropio y la hija de Barnabas Dórilon, la poco agraciada Aurinda Dórilon, uniendo así sus dos familias en una sola y simbolizando la unidad de la Corona de Shadaleen. El reinado de Ammiras fue uno de los más cortos, pero jamás dejó de controlar los sucesos del reino después de su abdicación.

Leer más «Shadaleen: En busca del equilibrio»
El Terror de los Kultstein

Shadaleen: El terror de los Kultstein

Ayudados por miembros díscolos de los Rowes, los Dórilon y los Alogers, Redvers el Usurpador comenzó a conquistar los territorios que se habían resistido en el pasado, sin importar los métodos utilizados por el ejército. Esto provocó que se quemasen bosques ancestrales, lugares clave para religiones arraigadas en el cuidado de la naturaleza y que se ejecutasen a miles de inocentes, refugiados y opositores al régimen de los Kultstein. También se instauró la esclavitud, una práctica que se mantendría durante siglos, como método de aprovechamiento –y castigo– de prisioneros. Cualquier simpatizante de los Shadelgast era convertido, de la manera más humillante posible, en un sirviente forzado. Una de las leyendas negras es que Redvers abusaba sexualmente de sus prisioneros, por lo general en presencia de otros, motivado solo por el mero hecho de causar sufrimiento.

Leer más «Shadaleen: El terror de los Kultstein»
Shadaleen: Expansión y conquistas

Shadaleen: Expansión y conquistas

Con el paso de las décadas, el séquito condenado a morir en tierras salvajes e indómitas se convirtió en el primer reino de Esseria. La ciudad de Shadaleen se expandió en los cuatro puntos cardinales. A finales del reinado de Shadel, el primer monarca presenció las primeras obras del segundo Castillo de Shadaleen, una magnífica obra de ingeniería humana y mampostería élfica que se elevaba sobre la ciudad, apoyándose en el pie del Monte Ananolis. Sostenido por pilares de piedra mística, el castillo estaba rodeado por una plataforma pétrea que alojaría las dependencias de las familias más cercanas a la casa real. Los plebeyos shadalenses bautizaron el lugar como la Terraza de los Nobles, nombre que se ha mantenido hasta la actualidad.

Leer más «Shadaleen: Expansión y conquistas»

Shadaleen: Las Siete Familias

Shadaleen: Las Siete Familias

Cuando la familia de Shadel fue lo suficientemente grande, el viejo y cansado líder decidió establecer una monarquía para poder controlar todos los territorios que su gente había conquistado. Los elfos agrestes y celestiales lucharon por sus tierras, pero la letalidad y la determinación humana les supusieron un desafío demasiado grande incluso para seres inmortales como ellos. Sus descendientes, ansiosos por demostrar su valía como sucesores, se unieron entre sí en grupos diferenciados, para repartirse el control de reino una vez que su progenitor abandonase el mundo.

Leer más «Shadaleen: Las Siete Familias»