Amanda Arriaz (Wind Wolf)

Orígenes

Vilipendiada desde su nacimiento por su condición de mestiza, Amanda tuvo que sobrevivir como pudo en las frías calles de la ciudad. Su madre, una humilde extranjera sin estudios ni ambiciones, hizo todo lo que estuvo en sus manos para mantener a su disfuncional familia; su padre, en cambio, alternaba entre la prisión, el centro de detención y los apestosos locales de los bajos fondos. Criminal desde sus inicios, no tardó en ver como su vida se apagaba tras una trifulca a pocos metros de su hogar; tras la tragedia, la familia Arriaz se vio acosada por delincuentes que aún tenían asuntos pendientes con el difunto. Un soleado día de verano, irrumpieron en su domicilio con violencia y se las llevaron al páramo desértico, al noroeste de Teapot Dome, para deshacerse de ellas. Amanda había hablado con la policía para pedir auxilio y sacar a su madre de la cruel maraña mafiosa en la que se había metido, pero la osadía de su hija le costó la vida a un agente novato, y el chivatazo no tardó en llegar a oídos peligrosos.

Un único disparo encima de la clavícula izquierda de la madre de Amanda; eso es lo que significaban las dos mujeres para los mafiosos de Teapot Dome. Aquellos despreciables criminales les abandonaron en mitad de un desolado y rocoso desierto, para que la niña viese morir a su madre y después sucumbiese al hambre, la sed y los terribles animales que despertaban al anochecer. Sin embargo, la determinación de la pequeña Amanda fue tan grande que superó los obstáculos que aquellos miserables le habían impuesto; dos días después atravesó la entrada de urgencias del Vane Memorial Hospital, con el cadáver de su madre a rastras. Los servicios sociales le ofrecieron una plaza en un orfanato cochambroso, un lugar lejos de ser adecuado pero mejor que el agujero que su familia alquilaba en Santa Sophia.

La desgracia de Amanda no tardó en hacerse eco en la prensa y en la televisión. Su situación fue aprovechada por políticos, charlatanes e idiotas para justificar nuevas subidas de impuestos o un incremento de la severidad en las multas, pero no llegó a más. Kevin Simmons, un importante activista y filántropo concienciado con la miseria de Teapot Dome, contactó con la joven y le proporcionó ayuda emocional, económica y escolar. El gesto del señor Simmons marcó un antes y después para la juventud olvidada de la ciudad, pues fue la primera entrega de la Beca Simmons para Jóvenes en Riesgo de Exclusión. Gracias a la intervención desinteresada de este hombre, la vida de la pequeña dio un giro de 180º y pudo completar los estudios tras dos lustros de lucha continua. Se había convertido en una ciudadana modelo, un ejemplo a seguir y una paladina del legado de Kevin Simmons.

Pero la madurez no estuvo exenta de desgracias y decepciones. Amanda vio como su mentor fue criticado por los poderosos de la ciudad, por los corruptos en nómina de las mafias y por los policías rebosantes de desidia. El día que él desapareció, a nadie de Teapot Dome pareció importarle. El legado que había dejado estaba grabado en piedra y en cemento: la Escuela Superior Scarlane, la Beca Simmons y todas las obras sociales que habían dado una oportunidad a los menos favorecidos, todo eso había pasado a gestionarse bajo gestión del ayuntamiento. El alcalde y su equipo de políticos abotargados darían buena cuenta de las riquezas, y las quejas de Simmons ya no iban a resonar por ninguna parte. Obsesionada con mantener el legado de su mentor con vida, con la llama que ardía en su interior desde que salió del Vane Memorial Hospital como huérfana, Amanda decidió fundar una plataforma activista llamada Espíritu Sureño y continuar con la lucha de Kevin Simmons.

Objetivos

Como la líder indiscutible del Espíritu Sureño, Amanda busca limpiar la corrupción que asola Teapot Dome desde sus entrañas. Es consciente que sus métodos le ponen en contra de personas muy peligrosas, sigue hacia adelante sin mirar atrás. El relato de cómo atravesó el desierto con el cadáver de su madre a rastras potencia su credibilidad, pero distorsiona su mensaje, por lo que Amanda prefiere no hablar de sí misma y elogiar a Kevin Simmons.

El último proyecto en el que se ha embarcado es el de proteger el South Breeze National Park, una amplia reserva natural situada al sur de Teapot Dome y objetivo de siniestras corporaciones. Campos de golf, hoteles-spa y salas de recreo resuenan en los gabinetes privados de los rascacielos del Downtown, pero Amanda tiene claro que va a impedir que se derribe un árbol.

Creencias

Desde el momento de la terrible muerte de su madre, Amanda ha pasado por varios estados de incredulidad, cinismo y ateísmo; a lo largo de su vida, se ha planteado infinidad de cuestiones sobre el origen de la vida y la espiritualidad; una noche, influenciada por varias drogas de origen natural, se encontró con una revelación siniestra y cósmica: durante unos instantes, pudo ver los espíritus de las cosas. Cada objeto, cada persona y cada animal albergaban una llama en su interior, que ardía con diferente intensidad. Desde entonces, Amanda se considera animista y ha llevado a cabo varios ritos relacionadas con esta religión.

Aspecto

Una joven de pelo moreno, teñido de rojo, ojos oscuros, rostro redondeado y facciones afables. De ascendencia centroamericana y un cuerpo cincelado a partir de sesiones de trekking, senderismo y deportes extremos, se mantiene en forma para no ser sorprendida en ningún momento.

Poderes

En una de sus protestas en contra de las obras en South Breeze, Amanda fue expuesta a una extraña luz verde procedente de uno de los prismas fabricados con Piedra Celestial. Esta misteriosa luz alteró su organismo y le proporcionó unas habilidades extraordinarias que no ha dudado en utilizar a la hora de defender los intereses de Espíritu Sureño.

El sistema nervioso de Amanda es capaz de atraer magnéticamente partículas de oxígeno y agua a gran velocidad para generar corrientes de aire de más de 120km/h. Mediante este proceso, puede impulsarse a través del aire, enviar ondas de choque o descender con suavidad desde grandes alturas. Esta acción debe ser consciente, y si Amanda está fuera de combate, su sistema nervioso actúa como el de un humano normal.


Atributos

  • Físico 4 de 5
  • Social 3 de 5
  • Mental 2 de 5

Rasgos

  • Fue abandonada con su madre moribunda en el desierto.
  • Ha crecido haciéndose a sí misma.
  • Admira a Kevin Simmons y su legado.
  • Tiene varios perros a su cuidado.
  • Es la fundadora de la organización Espíritu Sureño y está orgullosa de ello.
  • Está amenazada por la mafia y los políticos corruptos.

Equipamiento

  • Chaqueta de cuero, camisa a cuadros negra y roja, vaqueros
  • Teléfono móvil conectado vía satélite
  • Navaja suiza
  • Botas de senderismo gastadas

Imagen: Vanessa Hudgens 01 por Kataleya.

Maurick Starkvind

Aprendiz de escritor desde siempre, rolero empedernido desde los trece y nintendero desde los cinco. Empecé en esto de la creatividad porque no había dinero para los salones recreativos.

TwitterFacebookPinterestYouTube

Deja un comentario