Recuerdos olvidados

Recuerdos Olvidados I (Jo)

La luna brilla menguante esta noche. La pequeña vela encendida en la tienda de campaña parpadea creando juegos de luces y sombras. La muchacha deja el diario de vuelta a su sitio y mira a su acompañante.

–¿Qué es esto, Alair?

–Algo que deberías saber.

–¿Saber? ¿A qué te refieres? Es absurdo… Además, Belkas llegará de un momento a otro y nos encontrará husmeando en sus cosas… y este mes no creo que pueda soportar más latigazos.

Alair suspira y empuja el diario con su pata de nuevo hacia la chica.

–¡Mira, gato estúpido! Es a mí a quien le duelen los latigazos, ¿sabes? no a ti. Tu eres incorpóreo, no sabes qué es el dolor, pero yo, sí.

–Sí que se qué es el dolor. Una vez tuve cuerpo…

Leer más “Recuerdos Olvidados I (Jo)”

Tuliëlle Skara

Tuliëlle Skara II

CAPÍTULO III

La esperada fiesta

Solo quedaban unas horas para que gran parte de la ciudad estuviera en la fiesta de Sarata Lobeth. Mi tía llegó esa misma mañana cargada de regalos. Mi tía Mashera era bellísima y nunca le faltaban pretendientes, y esta noche no iba a ser diferente y ella lo sabía, así que se trajo sus mejores galas para encandilar al mejor hombre de la fiesta. Se ofreció a preparar unos tés mientras mi abuela, mi madre y ella me veían con el regalo de mi tía: un precioso vestido de satén verde hierba de media manga para que fuéramos conjuntadas y causar sensación.

Nunca pensé que diría esto, pero tenía ganas de ir a la fiesta, ver a Zack, pero para comprobar si me había delatado a su madre Sarata de alguna forma.

Leer más “Tuliëlle Skara II”

El examen final

El examen final

Terrana, 28 de abril de 2078. 17:21 de la tarde.

Un accidente espacial ocurrió en una de las pequeñas callejuelas de la ciudad, y el responsable fue un ex convicto de uno 40-50 años de edad que conducía su aeronave bajo las influencias del bio-alcohol y la meta-cocaína. El parte de la neopolicia explicaba los hechos y víctimas, 21 muertos y 13 heridos por explosión. Entre ellos la madre de Nor, un joven de unos 19 años de edad, estudiante de la Academia Militar Korng.

Norbert Nightmare, de 1,90m de altura, ojos verdes, pelo liso moreno y cuerpo robusto, quería ser miembro del ejército que defendía su planeta. Al enterarse de aquel percance y escuchar que su madre estaba herida grave, fue corriendo al Hospital Kleptor para ver qué le había pasado. Asustado corrió sin pararse ni un instante, y al llegar a la habitación, vio a su madre en la cama tirada sin un brazo y con media pierna. Llorando se acercó a ella, vio que estaba en coma y que no respondía.

El doctor le dijo que estaba muy grave y que costaría que siguiese viva: había que implantarle un brazo y una pierna de adamantio para que pudiese caminar. Nor aceptó las condiciones que le comentaron, pero coste de operación sería muy difícil de pagar. Nor convencido decidió aceptar y empezó a pensar de donde iba a sacar el dinero mientras regresaba a su casa, enfadado y triste; pensó millones de ideas pero ninguna era de utilidad.

Leer más “El examen final”

Skörn Norvvind

Skörn Norvvind

Nacimiento

Cuando ya nada te importa, el ego es lo que te queda.

Hinchados de orgullo y aterrorizando a las poblaciones cercanas por tierra y mar, la tribu Hielordisco sobrevivía del saqueo en la costa más helada de la Cordillera de la Ventisca. El pueblo se había levantado en las ruinas de un templo de Bajzurm bajo el mando de un exiliado malasthino llamado Travis Engalei. Un mestizo de gigante y humano, de cuerpo enorme y gran sentido del honor, fue traicionado por su nación al negar su sueño: crear un hogar para su gente. Se alejó de su grupo de aliados hacia el norte, hasta que llegó a las fronteras marítimas de la Cordillera de la Ventisca y allí, entre vientos gélidos y nieve, levantó su añorado Hielordisco.

En el pueblo se juntaban varias culturas barbáricas, traídas a la región entre semiorcos, mestizos y humanos. Algunas se unían por interés, otras por necesidad y la gran mayoría a la fuerza. Travis gobernaba sobre su creciente pueblo salvaje, atormentando a las poblaciones pacíficas más al sur y a los simpatizantes con la corona de Shadaleen.

Leer más “Skörn Norvvind”