Pascal Porach

Pascal Porach

Orígenes

Pasó su infancia como un pequeño delincuente que no podía mantenerse en un pueblo más de un cuarto de temporada sin que lo quisiesen linchar. A la edad de diez años, fue acogido por los miembros de la Abadía Porach, una humilde organización religiosa que operaba en el Bosque de Xalanth, al norte del Reino de Malasthar. Gracias a las duras reprimendas del abad, Pascal experimentó un cambio a lo largo de su adolescencia que le llevó a seguir las enseñanzas de Xelastris, el Rey de las Nubes y del Sol, y a dejar atrás su pasado como criminal infantil. El día de su decimoséptimo cumpleaños emprendió un viaje hacia la capital de Malasthar, armado con una modesta espada ancha que le habían regalado los sacerdotes de la Abadía y las enseñanzas de su deidad escritas en un viejo y polvoriento tomo. Pascal quería unirse a la Orden Bendita de Xelastris, un movimiento religioso que había viajado desde las tierras del sur de Esseria y que trabajaba con la corona de Malasthar para defender el dominio malasthino, expandir la palabra de su dios y luchar contra la expansión del Imperio de Artrexa.

Leer más «Pascal Porach»

El secreto del Ekol

Año 319 del Calendario Esserino

Antes de que Malasthar llegase hasta las fronteras de Éilerenn y antes de que Nerettea fuese llamada así, los habitantes de Esseria temían la expansión del Imperio de Artrexa. Abarcaba la totalidad de Nerettea y gran parte de Malasthar, que se veía reducida a las provincias del Bosque de Xalanth y El Dominio. En esa época, Esseria era controlada por el creciente reino de Shadaleen y la férrea determinación de Artrexa. Aún no existía esa eterna rivalidad entre Shadaleen y Malasthar. Aún no se habían desentrañado los secretos del Maná.

Leer más «El secreto del Ekol»